Fausto de Goethe

[… esto no lo sabía…]

… qué estupidez todo, desde el principio, qué penoso malentendido todo, desde el principio, qué ordinariez la de este Mefistófeles; qué estúpida idea la de la Razón y el Imperio, a quién le importan la Razón y el Imperio, salvo a los poseídos de sí mismos… Oh, qué penosa confusión la mía… Con lo sencillo que era ver la verdad de todo, la tenía delante de mis narices y no la he visto; en realidad, la desprecié. Vaya escandalosa e inútil peripecia, la mía, para nada, para volver exactamente al principio… ¿O no…? ¿Estoy realmente el principio…? ¿Y Margarita?, su sacrificio, su locura, su crimen horrendo… ¿No lo ha cambiado todo la locura de Margarita, su secreta causa…? Eso, lo de Margarita, no lo sabía al principio de todo…

Eso, tenía que reconocerlo, no lo sabía… No sabía que por su causa se perdía el sentido, y que no importaba nada más, ni el poder, ni los dioses, ni la bella juventud, ni siquiera la sabiduría y el conocimiento… Entonces, sí; al final, resulta que sí había merecido la pena, que sí había aprendido lo primordial…

Cerró los ojos y todo le dio igual… Es verdad que no sabía qué vendría luego, pero justo en ese instante todo le daba igual; lo que viniese luego ya no le importaba… Veía en su mente, con los ojos cerrados, el rostro de Margarita y adivinaba el gesto de su mano que quería rescatarle del abismo; y aunque sabía que lo soñaba, el recuerdo y la visión de aquel rostro hizo que resbalase una lágrima por su mejilla curtida por el tiempo y por la duda permanente… Ya podían venir a por su alma Dios o el Diablo, le daba exactamente igual.

Entonces escuchó desde las puertas del Cielo un coro que exclamaba:

… a quien siempre se esfuerza con trabajo
podemos rescatar y redimir…

Pero ya le daba igual todo… ¿Era esto la sabiduría? (se preguntó)

🤞 ¡No te pierdas nada!

Todas las nuevas entradas al blog y noticias de Matías Escalera

¡No hacemos spam!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *