La patria desde la distancia para un americano (siempre me sorprende) o una mirada de ida y vuelta.

Palabras previas a Del amor bajo misiles, de Mauricio Vidales

Para alguien que no tiene patria, que está harto de las patrias, que odia las patrias es siempre sorprendente escuchar a un camarada americano hablar de la suya con tanto amor y unción; no voy a explicar aquí  lo consabido, que para esos camaradas y esos pueblos, patria es igual a pueblo y a liberación, lo sé muy bien… No voy a explicar el cómo la distancia, y más, cuando es impuesta, sea con el exilio económico o político, acrecienta el amor y la nostalgia por lo perdido… No, no quería referirme a ello, tan solo a la extrañeza que siente alguien como yo que no ha sido tocado por esa gracia… Tal vez, en Europa, hemos vertido demasiada sangre por nuestras respectivas patrias, y aun hoy estamos dispuestos a volver a las andadas, tan campantes, como si no hubiese habido ya suficiente sangre a costa de ellas.

Por eso, quien se adentre en estas páginas debe tener todo esto en cuenta, que la patria y la añoranza de la patria de Mauricio Vidales, es la añoranza de su pueblo, de su clase, en realidad, de la lucha incansable de los mejores de su pueblo y de su clase, por su propia libertad y la liberación colectiva.

Pero hay algo más en este libro, además de la lúcida melancolía del exiliado, y es la mirada del otro hacia lo nuestro. Mauricio Vidales no solo mira con nostalgia y orgullo a los seres y los paisajes humanos de su tierra querida y añorada, sino que nos mira a nosotros también, y, vive Dios que nos conoce. Por esa mirada de ida y vuelta, por quien es nosotros y no lo es, al mismo tiempo; por la calidad humana, literaria y poética del autor y de sus textos, merece la pena adentrarse en este libro/vida

🤞 ¡No te pierdas nada!

Todas las nuevas entradas al blog y noticias de Matías Escalera

¡No hacemos spam!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *